domingo, 29 de marzo de 2015

Domingos con Ardiel: Lo que dura no siempre es bueno (Ni por buenas razones)

Un programa informático, sea cual sea, ha de tratarse con mucho cuidado, sobre todo el aspecto de memoria. Si tenemos en cuenta de que la cantidad de código y de cosas que le metemos a un programa puede tener un tope, un umbral de error o simplemente un límite, veremos que al traspasarlo los errores son inevitables en muchísimos casos y que para poder arreglarlo tendremos que corregir líneas y líneas de código, o a veces rehacerlo todo de nuevo.

Con el mundo editorial, ya sea desde un manga hasta cualquier Best Seller, pasa lo mismo. Cuanta más cantidad de texto o de historia pongamos más probabilidades hay de que existan fallos en la trama, agujeros o simplemente incongruencias. No se puede evitar esto, pues nadie es perfecto y todos tenemos alguna u otra cosa de la cual nos olvidamos. Por tanto debemos cuidar nuestro escrito (Quien dice mimarlo) inspeccionándolo frecuentemente y asegurándonos de no sacarnos cosas de la manga a la hora de escribir, que lo más probable es que no coincidan con el resto del escrito. Recordad una cosa, una vez saquéis algo al público ya nunca podréis corregirlo en cuanto al lore se refiere, o sería muy difícil. Por tanto mantened los dos ojos y el cerebro pendientes de que estos fallos no ocurran.

Por citar varios ejemplos vemos que ciertas obras recientes como el anime de Naruto o Doctor Who que, al sacar una cantidad ingente de capítulos, hay muchos agujeros de trama que se rellenan con historias de "Que paso en tal momento", que funciona igual de bien como lo hace un corcho de botella tapando el tubo de escape de un coche.

Espero que este pequeño trocito de información os haya sido útil, y ahora para romper un poco el tempano de hielo que son mis posts, os dejo un chiste malo:

¿Qué le dice un niño muerto a otro? 
—¿Quieres un gusanito?                       

lunes, 23 de marzo de 2015

Domingos con Ardiel: Ejemplos de historias con 'Las Pautas'

    Como dije la semana pasada hoy nos centraremos en la comparación entre dos escritos, uno con las pautas definidas de: un principio y un final pensados previamente, el género y los personajes. Pensaba hacerlo escribiendo dos relatos completamente diferentes, pero prefiero ponerme en la piel de aquellos que escriben y explicar mediante dichos roles como es el proceso de escribir.

    En el caso de empezar a escribir por hacerlo, sin nada previo, comenzaríamos por intentar buscar un inicio a la historia que nos pareciese guay o que se adapte más o menos a lo que buscamos. Mientras escribimos relatamos, por ejemplo, una escena de acción entre el personaje A y el personaje B, es una escena que nos parece interesante en un principio y que puede estar bien escrita incluso, pero como no hemos determinado quienes son los personajes mientras pensábamos que hacer ni cuantos tendríamos no sabemos, generalizando, quien es el bueno y cual es el malo por así decirlo. A la hora de decidirlo se tiende, mientras se escribe, a describir demasiado al personaje(por ejemplo, el personaje A) y a darle demasiado peso, claro, es el primer personaje en el que piensas detenidamente en la historia, y como empezaste a escribir pueden suceder cosas como que su pasado no concuerda nada con la situación actual o como ha llegado al punto de batallar con el otro personaje. Puede también pasar que toda la historia se centre en el personaje A y que el resto se describa de una manera bastante mediocre. La historia puede llegar a notarse, en este punto, algo forzada.

    Al haber comenzado con un combate, se puede intuir que el relato es de acción, pero si nuestro escritor resulta que quiere darle más peso a una trama de sucesos misteriosos (Porque así lo ha decidido) pues el cambio de género puede ser muy impactante e incluso podría causar el rechazo de muchos lectores, algo que obviamente no es nada deseado. Pero imaginemos que a mitad del escrito, A y B se enamoran, dando lugar a que se cambia el género por un romance y la historia gira en torno a ello. Algo verdaderamente antinatural ante cualquier avance de los eventos.

    Finalmente se acercaría el desenlace, y como no hemos pensado nada sobre ello nos encontramos con el problema de que no sabemos como terminar el relato. Podrían pasar meses incluso hasta poder escribir un final adecuado o al menos decente para la historia y, en muchos de los casos, bastante extraño e irregular.

    Por otra parte tenemos el escrito hecho con las pautas marcadas previamente. Marquémonos primero o siguiente:

-Queremos una historia de misterio, que sea capaz de enganchar al lector.

-Queremos que el escrito se le haga agradable al lector, por ello para no empezar muy fuerte comenzaremos con un Flashback de algo ocurrido en el pasado (O una escena pequeña de algo clave en la historia que aún no ha ocurrido) y posteriormente el comienzo en un día cualquiera de nuestros personajes.

-Gustaría que también fuese algo trágico, por tanto el protagonista debería sacrificarse al final por un bien común, como puede ser capturar a un asesino o evitar una guerra.

-Como protagonista tendremos a P y como antagonista a A. Como apoyo para el personaje principal podríamos colocar un personaje X que fuese el auxiliar o amigo de P.

    Fijaos como poco a poco se va formando ya el esquema de una historia casi sin esfuerzo. Mientras escribimos el comienzo de la historia decidimos que el flashback no lo escribiremos hasta tener el grueso de la historia terminado y posteriormente, al llegar a un punto interesante en la narración se podría sopesar el usar parte de esa escena como inicio de la historia.

    Gracias al habernos determinado el género de la historia desde un principio nos obligamos, o mejor dicho, nos mantenemos en la posición de *Debemos hacer este manuscrito digno de una buena novela de suspense y misterio*, por lo tanto se puede hacer que el progreso de la historia sea suave y agradable mientras se van descubriendo datos de quien es A y que puede tramar, que hace exactamente, etc. También se puede parar un par de veces para poder definir situaciones que rompan un poco la tensión o que simplemente ayuden al lector a no estresarse mucho leyendo, que le resulte ligero vamos.

El personaje auxiliar X que definimos antes puede ser de ayuda para el protagonista de varias maneras, como apoyándolo en momentos difíciles o siendo de ayuda cuando P no pueda efectuar tal tarea necesaria para avanzar la trama. Incluso puede ser de ayuda para el propio escritor en esos momentos en los que uno no sabe como sacar de apuros a tal personaje o cuando el protagonista ha perdido el rumbo.

    Llegamos al punto de que nuestro duo pilla a A con las manos en la masa (Por ejemplo, robando un museo) y quieren llegar a arrestarlo. Sin embargo puede suceder que A este armado y para poder detenerle P se interpone en su camino, resultando herido y permitiendo que X efectúe la captura con relativa facilidad. P terminaría muriendo en manos de nuestro personaje auxiliar y aunque este termine un poco traumatizado el antagonista ya estaría perdido y en manos de la justicia.

    Para terminar con el post comparemos los dos ejemplos: Uno bastante desordenado con cambios muy bruscos de trama y con unos personajes muy desequilibrados en importancia, además de un principio y un final para nada adecuados y un género indefinido que puede llegar a molestar. Por la otra mano tenemos un escrito que empieza de manera suave y que determina muy bien los roles de cada personaje con un final dramático que se adecua con el género que le indicamos en un principio.

    Espero que esta comparación les haya servido de algo y ansío verles el domingo que viene.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Update #46: Thirteen restart.

Hola, gente.
Hoy vengo a comunicar el evento que ha ocurrido este fin de semana pasado.

Aparte de que estamos todos bastante estresados con finales (al menos los que estamos en secundaria/Bachillerato), ha habido una serie de errores, correcciones y malos arreglos en Thirteen que nos ha tenido bastante parados.

Por eso, y a mi pesar, he decidido reempezar Thirteen desde el principio. La verdad es que me cansa hasta escribirlo, pero por otro lado, si lo escribo ahora todo de un tirón, será mucho más fácil sacar algo con más calidad que lo que había antes.

Por lo tanto, la versión beta de Thirteen ha sido eliminada de la página, ya que cambiarán muchas cosas.

Sinceramente... ya ni sé cuándo saldrá Thirteen. Cuando pasan este tipo de cosas pierdes tu confianza y más si no tienes gente a tu alrededor que te apoye moralmente. Peeero las novatadas están para aprender fffff y queremos que Thirteen mole FFFFFF

Así que por eso nos hemos decidido, para esforzarnos más, y crear un producto al menos "decente".

-Ray.

domingo, 15 de marzo de 2015

Domingos con Ardiel: Comenzar un proyecto

    (Perdonad la brevedad del post, pero ando con problemas así que no me lo tengáis en cuenta)


    Como expliqué en la anterior entrada, si se hace un trabajo, novela o un proyecto en general, se debe tener, si no pasión, las ganas suficientes de comenzarlo y no abandonarlo por el camino. Una vez solucionado este paso lo que queda es, "¿Qué hago?" o "Esto me ha gustado, me he informado, y me he preparado para ello, ¿De que tratará mi historia?".

    Tutoriales para programar hay miles y esquemas de como escribir una historia aún más (Adaptables para cada gusto). En los proximos posts no me dedicaré a enseñar, sino más bien a describir, desde mi punto de vista, cual debería ser el camino que, al menos para escribir lo que trabajamos en Biotikos, sería adecuado.

    Para comenzar con un escrito, a menos que sea un fan fiction (Tema que discutiré en otro momento) debéis tener en mente tres cosas: El género, los personajes y al menos como empieza y termina. Con estas tres cosas uno ya puede encaminarse en los caminos del teclado y darle rienda suelta a la imaginación para crear situaciones emotivas, el progreso de la trama, algún momento que otro de fanservice, etc. Pero ¿Por qué estos tres puntos? No es tan simple de explicar. Puede que quieras escribir una novela de misterio y termines haciendo un relato de acción y ciencia ficción. Creedme, esto ha pasado, por eso tener claro el género desde un principio y mantenerlo es importante para que al final no resulte en un cambio brusco en el producto.

    Otra cosa a tener en cuenta es que, aunque tengas al principio todos los personajes pensados puede que a mitad de producción termines relegando a un puesto de fondo a aquellos que hacían poco, nada o en casos extremos, eliminarlos completamente del escrito.

Finalmente, al menos tener pensado como empezaría el escrito, pues sin un principio más o menos forjado la historia podría parecer cogida con palillos o ilógica. Lo mismo se le aplica al final del la narración, aunque personalmente yo le añadiría una imagen mental de como terminaría la historia. Eso ayuda a motivar al escritor, pues uno se come la cabeza para pensar "¿Cómo ha llegado a pasar esto?". Al final todo esto engancha al escritor y le motiva a seguir escribiendo.

    El próximo día os mostraré un ejemplo de como es un escrito sin estos puntos y como sería otro con estas pautas bien definidas. Espero que tengáis muy buena semana.

domingo, 8 de marzo de 2015

Domingos con Ardiel: Hacedlo por amor al arte.

"Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes"
                                        Yoda, Saga Star Wars.

    La constancia es algo que no mucha gente logra controlar, y mucho menos comprender. Vivimos en un mundo en el cual reina la ley del mínimo esfuerzo, y aunque la mayor parte de ello se deba al sistema educativo actual también nosotros nos tenemos que echar un poco de culpa. A veces llega ese momento en el cual uno se da cuenta de que no hace las cosas bien, o por lo menos no a un ritmo y esfuerzo necesarios, Sin embargo en la mayoría de los casos ese momento no llega, dejamos las cosas estar, no le ponemos el empeño, no las acabamos o como mucho terminan saliendo productos mediocres.


    La verdad no es por criticar, pero seamos honestos: es un fenómeno considerado hoy día como lo "normal". Ver a alguien constante, que se esfuerce todos los días por una meta, por un fin, es algo muy raro. Cada vez las universidades ofrecen menos graduados al mercado laboral, se facilitan los estudios desde un inicio haciendo que los alumnos se acostumbren a la flojera, se le da al joven de hoy en día todas las ventajas posibles, tanto en el tema del ocio como de libertades y finalmente eso deriva en una pereza generalizada.


    El tema de hoy tiene dos vertientes, una es hacer las cosas hasta el final, y otra es una licencia propia que me he tomado para alargar la frase del principio, "Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes. Y si lo haces, hazlo bien"


    El 99% de las personas que empiezan un proyecto lo hacen por dos posibles razones, una es el poder sacar un beneficio y la segunda simplemente es por "Hype". Una esta bien enfocada para el tema comercial, para poder sacar partido a un negocio o para poder seguir adelante. Normalmente estos proyectos, con un mínimo de dedicación y la mentalidad de tener una buena recompensa, salen a la luz ocasionalmente con cierto indice de mediocridad, véase casi la totalidad de las películas paridas por Hollywood. Sin embargo los proyectos empezados por Hype, por esa emoción que le da a uno de empezar algo porque ve que mola, casi nunca se terminan, y cuando terminan pocas veces son reconocidas, siquiera conocidas, porque en la casi totalidad de los casos el proceso es lo suficientemente difícil como para que la pereza se imponga al Hype. 


    Yo estudio programación, el tema de las Visual Novels lo controlo a nivel de producción, lo hago porque me gusta. He ahí un ejemplo de ese 1% de proyectos que merecen la pena terminar, aunque no todos sean buenos. Hacer las cosas por amor al arte es el mejor camino a seguir. 


    Si decides hacer juegos hazlo porque te guste hacer juegos, no porque te guste jugar. Si quieres ser cocinero hazlo porque te gusta cocinar, no porque te guste comer. Y así una lista infinita de ejemplos se pueden ofrecer sin apenas esfuerzo para ver que, si se termina algo y se llega al final del camino, todo habrá merecido la pena.


    Por otra parte hay que ponerle empeño a todo. No solo basta con hacer el proyecto, sino que también se necesita pulirlo, perfeccionarlo. Ya no nos sirve a estas alturas el tener que conformarnos con como están las cosas. Imagínate que empiezas mañana un proyecto, por ejemplo una película. Si te conformas con un aspecto visual pobre y con una banda sonora olvidable se podría decir que esa película le inspirara poco o nada a quien la vea, y tu quieres que ese film guste y tenga recepción. Acordémonos de que aunque lo hagamos por amor al arte existe, también la parte de realización personal. Aunque te guste hacer, si haces mal y no gusta al final te sentirás mal.


    Es por estas dos cosas que la constancia y el esfuerzo son dos palabras clave para todo. No os dejéis ir ni os rindáis con vuestras metas. Si hacéis lo que os gusta y os preocupáis por su estado y producción estoy casi seguro de que dicho proyecto saldrá adelante.

domingo, 1 de marzo de 2015

Lo más importante: Las opiniones (The 1st Route)

"Apathy is death"
                          Kreia, Star Wars: Knights of the Old Republic saga.

    Todos tenemos unas capacidades, unas fortalezas, unas debilidades... pero aunque muchos lo discutan, lo más importante es que cada uno tiene una opinión. Sea cual sea el tema a tratar, todos los seres humanos que vivimos en este vasto mundo tenemos opiniones diversas, algunas pueden coincidir con las de otros, otras chocar de manera que crean conflictos enormes. Al fin y al cabo se llega a la conclusión de que, lo que nos hace humanos, además del pensamiento racional, es la opinión.

    La traducción de la cita inicial viene siendo "La apatía es la muerte". No una muerte en el sentido literal de la palabra, sino algo más bien mental. La primera vez que la escuche no la entendí del todo, pues pensé que el contexto que se le daba a la frase era el de (Al ser apático te vamos a matar), cosa que creí debido a que me atacaban justo al terminar la escena. Sin embargo, con el tiempo, comprendí que la frase se refiere a que la ausencia de una opinión, ya fuese racional o emocional se corresponde con que la persona en cuestión está vacía por dentro. Sin esperanzas o sin ningún tipo de objetivo. Falto de personalidad o incluso perdido.

    Os preguntaréis, "¿Qué tiene que ver esto con las novelas visuales?". Con la mayoría nada, pero con The 1st Route tiene bastante que ver, y también con el mensaje que quiero dar a entender en esta entrada.

    Mi objetivo al escribir esta obra, además de pasarlo bien y ver como nace del grupo de Biotikos algo tan hermoso, es dar a entender mis puntos de vista sobre ciertos asuntos de una manera, a veces sutil, otras veces impactante, pero siempre clara. También en el proceso de escritura de la propia Visual muestro una opinión bastante clara de como debe ser una obra narrativa bajo mi punto de vista. Forzadamente me vi obligado a leer cosas como Sono no Hanabira o Haruka: Un sueño de invierno para poder forjarme una opinión sobre ellas, la cual no es precisamente positiva y que en su mayoría coinciden en lo mismo: tienen una visión muy comercial. Yo no quiero escribir algo con el objetivo de sacar dinero o con las expectativas de llegarle a un publico amplio para satisfacer mi necesidad de ego. Yo creo que cualquier cosa en esta vida ha de hacerse por amor al arte, y es así como y porqué escribo The 1st Route.

   Finalmente comentar algo por encima ya que tocamos la filosofía de Kreia, un personaje muy especial para mi. De aquí a noviembre solo diré tres cosas relacionadas con el contenido en si de la Visual en cuestión, las cuales son:

.—No existe el blanco perfecto ni el negro perfecto, todo en esta vida es una escala de grises.

.—La traición siempre está presente.

.—La apatía es la muerte.

    Tras este texto que probablemente estaréis aburridos de leer, os dejo con la escena en cuestión para que os entretengáis un poco.

Espero veros en un futuro no muy lejano y en esta misma galaxia, si es posible.






domingo, 22 de febrero de 2015

Update #45: ¡Búsqueda!

¡Hola! Bueno, tan pronto como pasamos meses sin decir nada nos ponemos a hacer entradas seguidas... ¡Pero es precisamente esto la muestra de que estamos avanzando! Y, como queremos prosperar a futuro, de nuevo abrimos unas búsquedas.


Necesitamos alguien que sepa de relaciones públicas, básicamente. Alguien que nos ayude a organizarnos como grupo, y a hacernos más conocidos y que la gente empiece a interesarse más por nosotros. Alguien que tenga esa confianza que normalmente nos falta a nosotros a la hora de pedir cosas y conseguir más gente que se involucre con nosotros.


Escribir no es fácil, y mucho menos hacerlo todo correcto y con un buen hilo, por lo que estamos buscando a alguien que edite el texto original para su mejora y/o corrección. Puede resultar fácil pero nos gustaría que esto no se tomase a broma, es decir, para hacer esto hay que saber "de verdad". Aunque, si aun así quieres intentarlo, ¿por qué no?


La producción dentro de una asociación puede resultar un poco pesada para una sola persona, necesitamos algún tipo de apoyo que nos ayude con esto. Tampoco pedimos experiencia ni que se sepa mucho sobre esto, nadie nace sabiendo, pero sí que se comprometa a hacer su trabajo.


Tenemos un compositor dentro de Biotikos, pero aun así nos gustaría tener a más personas cualificadas para esto, ya que queremos que la OST de Biotikos sea totalmente original e incluso intentar hacer colaboraciones con algunos cantantes. Pedimos experiencia pero aunque no la tengas, nunca viene mal intentarlo.

Si estás interesado en alguno de esos campos, por favor mándanos un email a biotikosdevelopment@live.com, (si aplicas para editor o productor por favor adjunta una prueba) aunque también puedes ir al apartado de "Contratación" del blog o incluso contactarnos por Facebook o Twitter.

¡Muchas gracias por leer hasta el final!

- Sandra.